martes, 8 de abril de 2014

Taller de Tarot Nivel 1 en El Taller Blanco Ñuñoa



NIVEL I
Taller “El Arte de Leer el Tarot”

Te invitamos a participar de este exclusivo taller de TAROT donde aprenderás el arte de la interpretación orientado al trabajo de desarrollo personal y como método de consejería a sí mismos o terceros.
No necesitas conocimientos previos.

Descripción: Curso teórico – práctico de interpretación de las cartas del Tarot. Dividido en dos etapas Tarot 1 (Arcanos Mayores) 

Objetivo general: Al terminar el curso nivel I, estará en condiciones de interpretar los arcanos mayores del tarot de Marsella de manera clásica.

Método de estudio: 
El trabajo con el tarot consistirá en comprender la estructura y reglas de interpretación. El uso de la creatividad en la búsqueda de significados y en la construcción de frases coherentes con la realidad. El curso práctico consiste en ejercicios que desarrollen la observación, imaginación, capacidad argumentativa e intuición. Además de un fuerte énfasis en los aspectos psicológicos, sociales y esotéricos de cada lámina. 

Temas generales TAROT 1

1. Breve introducción 
2. La Estructura del Tarot 
3. Viaje Arquetípico 
4. Simbología esotérica 
5. Colores y numerología del tarot 
6. Arcanos mayores (0 al XXI)
7. Disposiciones (llamadas “tiradas”)
8. Ética y valores 

Duración Tarot NIVEL I
6 meses (24 clases teórico – prácticas), 2 horas pedagógicas cada clase, 1 vez por semana. 

INICIO DE CLASES: 15 de abril 2014.-
INSCRIPCIONES: contacto@eltallerblanco.cl

Dirección: Echeñique 4844, Ñuñoa, Santiago Cupos limitados!
Compartiremos un rico coffee break!

Requisitos:
No tiene requisitos.

Materiales necesarios:
Tarot de Marsella de buena calidad (Recomendado Jodorowsky -Camoin o Tarot Convos)
Cuaderno de uso exclusivo.

PROFESOR: Eduardo Álvarez Donoso
(Relacionador Público, Facilitador en Desarrollo Personal y Organizacional)
HORARIO: Martes de 19 a 21 horas.
INVERSIÓN: $55.000.- mensuales

miércoles, 26 de febrero de 2014

Carta Sin Nombre XIII

 "Sabed que todas las cosas son como esto:
un espejismo, un castillo de nubes,
un sueño, una aparición,
sin esencia, pero con cualidades que pueden verse.

Sabed que todas las cosas son como esto:
como la luna en un cielo brillante
en algún lago transparente reflejada,
aunque a ese lago la luna nunca se ha desplazado.

Sabed que todas las cosas son como esto:
como un eco que deriva
de música, sonidos y llanto,
y sin embargo en ese eco no hay melodía.

Sabed que todas las cosas son como esto:
como un mago que crea ilusiones
de caballos, bueyes, carros y otras cosas,
nada es lo que aparenta ser." (Buda)

Cuando por primera vez tomamos las cartas del tarot, creo que a la mayoría nos pasa algo con la carta "Sin nombre" o más conocida como La Muerte, se mezclan sensaciones de temor y fascinación y la tendencia es a rechazarla, como si no nos quisiéramos enterar que el viaje por esta vida es con pasaje de vuelta con fecha y hora desconocida.  Un tema tabú para nuestra industrializada y cosmética sociedad, en la que la publicidad hace grandes esfuerzos creativos por convencernos de que el cuerpo debe permanecer joven, y todo lo que no se pueda mantener lozano debe ser cambiado según las imposiciones de la moda... pero la muerte sigue ahí, mirando desde un rincón.

Este arcano nos plantea por una parte el tema de la muerte física y por otra la muerte como transformación o cambio. La carta anterior "El Colgado" representa una muerte espiritual, hay solo un abismo y nos encontramos detenidos, colgados sin poder actuar. En la muerte a pesar de su nombre hay vitalidad, acción, y porque no decirlo violencia; Es quizás esa fuerza precisamente que nos hace querer vivir y experimentar todas nuestras capacidades. Es la muerte, esa sensación de finitud que nos empuja a querer desarrollar la fuerza de la vida. En la carta  La Muerte vemos partes de cuerpos desmembrados, aquí hay una buena analogía: para comenzar una nueva vida debo detenerme, vaciarme, desmembrarme, descoronar el control de la mente. 

La muerte sin dudas es una carta que nos llama a transformarnos en vida, a morir y resucitar en vida, llegar a los huesos a la médula de nuestro verdadero ser. Quemar los pastizales luego de la cosecha para preparar el campo para una nueva siembra.  En la Biblia se señala en reiteradas ocasiones que la muerte es como un sueño, un estar dormidos... y es la misma palabra que usan todas las escuelas espirituales para señalar el estado de la humanidad, un largo sueño del cual debemos despertar.

"Esta existencia nuestra es tan pasajera
como las nubes de otoño.
Observar el nacimiento y la muerte de los seres
es como contemplar los movimientos de un baile.
La vida entera es como un relámpago en el cielo;
se precipita a su fin como un torrente
por una empinada montaña". (Buda)

martes, 18 de febrero de 2014

El Ermitaño (VIIII)

 El ermitaño o eremita es una persona hombre o mujer que eligen una vida solitaria y ascética, alejados de todo contacto permanente con la sociedad. Los ermitaños generalmente han sido buscadores religiosos, que en la soledad, la contemplación y la oración encuentran la comunión con Dios. En la edad media era común ver estos ermitaños itinerantes como el de la carta 9 del Tarot. 

En la literatura encontramos un ermitaño, que me parece describe muy bien la carta del tarot, me refiero a Zarathustra de Nietzsche. En la primera parte de este libro podemos encontrar muchos simbolos que nos ayudan a descubrir en mayor profundidad esta carta, especialmente al señalar la edad de Zarathustra cuando decide ir a las montañas, 30 años, parece significativo que muchos maestros e iluminados a esa edad comienzan una busqueda interior.  También el símbolo de la montaña aparece en muchos relatos religiosos, Jesús se va a la montaña a dar un sermón, y es tentado por satanás en una montaña en el desierto. 

En la carta de tarot marselles vemos un ermitaño que mira hacia atrás iluminando con su lámpara, quizás buscando en el pasado respuestas a su crisis actual o iluminando el pasado en la comprensión de su nuevo conocimiento. Se le ve en un paisaje yermo, quizás como el desierto donde se aislaban los antiguos anacoretas que buscaban la soledad. El ermitaño es viejo, sus cabellos canos pueden indicar el paso de los años y su sabiduría, ha llegado a la comprensión de los fenómenos. Es en este paisaje desértico donde se llena, se sacia de sabiduría e iluminación, que necesita compartir, necesita entregar, así como Zarathustra que se describe como una copa que necesita vaciarse, desbordarse. Y claro, una polaridad de esta carta es el egoísmo, que más fácil que aislarse, no comprometerse, estar solo. También es un egoísmo en el sentido de quién no comparte su conocimiento y la sabiduría que ha adquirido. 

El ermitaño se puede quedar "pegado" en esta mirada hacia atrás, buscando siempre respuestas o indagando en el pasado en busca de entendimiento, o podríamos hablar ahora de esas eternas psicoterapias que buscan el origen de nuestras neurosis en las relaciones parentales, aunque tengan razón, no podemos culpar toda la vida a mamá o papá de nuestras crisis. Entonces encontramos en el ermitaño también nostalgia y evasión.  Entonces, lo recomendable es mirar iluminar el pasado, pero seguir el camino. Quizás por eso es la carta 9 representa la gestación humana, preparación y gestación. 

Lo importante es que la pequeña luz de su linterna puede provacar en nosotros una gran iluminación.

Ejercicio de visualización para conectarse con el Ermitaño interno / el viejo sabio o la vieja sabia interior 

"El Hombre Sabio"*  (si prefiere puede imaginar una vieja o mujer sabia)

"Quiero que se imagine que está caminando por un sendero en la montaña, de noche. Hay luna llena y eso le permite ver el sendero con toda claridad y gran parte de los alrededores... ¿Cómo es el sendero?... ¿Qué otra coasa puede ver a su alrededor?... ¿Cómo se siente mientras asciende por el sendero?... Apenas delante suyo hay un pequeño camino lateral que conduce a lo alto, hacia una cueva donde vive un hombre (mujer) muy sabio, capaz de responder cualquier pregunta que quiera hacerle. Tome ese sendero lateral y camine hacia la cueva del hombre sabio... Observe cómo cambia a su alrededor mientras avanza por el sendero y se acerca a la cueva...

Cuando llegue a la cueva, usted verá una pequeña hoguera frente a ella y estará en condiciones de ver vagamente al silencioso hombre sabio junto a la luz oscilante de las llamas... Acérquese a la hoguera, ponga más leña sobre el fuego y siéntese sosegadamente... A medida que el fuego brille más intensamente, usted estará en condiciones de ver al hombre sabio con más claridad. Tómese cierto tiempo en darse cabalmente cuenta de él, de su ropa, su cuerpo, su piel, sus ojos...

Ahora pregúntele al hombre sabio alguna cosa que sea importante para usted. Mientras formula esta pregunta, continúe mirándolo y vea cómo reacciona a lo que usted dice. Él puede contestarle sólo con palabras, o también con un gesto o una expresión facial, o puede mostrarle algo... ¿Qué tipo de respuesta le dió?

Conviértase ahora en el hombre sabio... ¿Cómo es su existencia siendo él?... ¿Cómo se siente y cómo es su vida?... ¿Cuál es su actitud hacia el visitante que le hace la pregunta?... ¿Qué siente hacia el visitante?... ¿Qué le dice al visitante, ya sea mediante palabras, gestos o acciones?...

Conviértase nuevamente en usted mismo. Pronto tendrá que despedirse del hombre sabio... Diga lo que desee antes de irse... Justo cuando está por despedirse, el hombre sabio se vuelve hacia una vieja valija de cuero que está detrás de él y busca dentro algo muy especial para darle... Saca algo de la vailja y se lo entrega para que lo lleve con usted... Mire el regalo que le ha dado... ¿Qué siente hacia este hombre ahora?... Dígale qué siente... y lentamente despídase de él...

Ahora vuélvase y comience a descender la montaña, llevando el regalo... Mientras camina por el sendero, mire cuidadosamente el camino a fin de recordarlo y poder visitar al hombre sabio nuevamente cuando quiera... Tome conciencia de los alrededores y de cómo se siente...

Mantenga ahora los ojos cerrados y traiga su regalo cuando regrese a este cuarto... Tome cierto tiempo ahora para examinar más detenidamente el obsequio... ¿Qué fue lo que le regaló?... Descubra realmente algo más acerca del regalo... Tóquelo..., huélalo..., delo vuelta y mírelo cuidadosamente...

Conviértase ahora en el regalo. Identifíquese con él y descríbase. ¿Cómo es usted siendo ese regalo?... ¿Cómo se siente siendo esa cosa?... ¿Cuáles son sus cualidades?... ¿Qué es lo que hace o cómo puede ser utilizado o apreciado?...

Vuelva a ser usted mismo nuevamente, mire el regalo y vea si puede descubrir algo más respecto a él... ¿Nota usted algún cambio o detalle que no vio?... Ahora guarde cuidadosamente este regalo en su memoria... y despídase de él por ahora...


* Instrucciones: Puede grabar en audio la visualización para realizarla o pedir que se la lean. Los puntos suspensivos indican obviamente pausas, para dar tiempo a la persona para que desarrolle y visualice el ejercicio.

** Extraído: Stevens, John O. "El Darse Cuenta. Sentir, imaginar y vivenciar". Ejercicios y experimentos en gestalt. Editorial Cuatro Vientos, Santiago de Chile. 25ª Reimpresión año 2005

viernes, 24 de enero de 2014

Mirar desde la torre


La carta 16 del Tarot "La Maison Diev" nos muestra una torre (de ahí su nombre más conocido) que es suavemente golpeada en su corona por lo que parece un rayo. Dos personajes se ven en la carta, uno expulsado por la fuerza del remezón (o quizás se lanzó al vacío) y otro que se le ve medio cuerpo saliendo por una pequeña puerta. La situación parece una emergencia en las dos connotaciones de esta palabra: un accidente o situación de desastre y algo que brota o sale a la superficie. La Torre es una estructura construida especialmente para labores de vigía, una atalaya desde donde se puede mirar el horizonte y avisar alguna novedad. 
 
También podemos ver en la Torre nuestra propia construcción, es una construcción que vamos haciendo sobre nosotros mismos, quienes somos, la idea que tenemos de nuestra individualidad, es decir, el "yo". Todos tenemos una sensación de ser siempre nosotros mismos en la línea de tiempo, pero tenemos que ir cambiando nuestras percepciones en la medida que la vida y los afanes nos enrostra el devenir. Esta carta en la interpretación popular de tarot goza de mala fama: ruina, separación y hasta terremotos... podemos  hacer esas interpretaciones de la carta, creo que en efecto indica una crisis, algo ya no puede seguir como está, se mueven las estructuras y siempre sale a la luz algo que estaba ahí escondido, algo es liberado. Quizás eso se muestra gráficamente en la carta, un personaje se lanza o es expulsado sin consciencia y el otro elige salir por la puerta, a gatas pero quizás más consciente de su situación, dispuesto a volver a edificar sobre simiento sólido.

En el I Ching hay un hexagrama que se llama La Contemplación, y habla de estas atalayas que usaban los emperadores para estar cerca del cielo y mirar la vida de sus súbditos. El Hexagrama La Contemplación nos habla de revisar nuestro comportamiento, subir a esta torre y hacer una auto-crítica, mirarnos desde un ámbito superior para hacer las correcciones necesarias. Este mirar a veces, puede ser hacia afuera, pero la mayoría de las veces debe ser un mirar interior.

Dice la tercera línea del signo 20

Contemplación de mi vida
decide sobre progreso o retroceso

Aquí se insta a la persona a realizar una introspección, un profundo análisis de Sí Mismo, mirar el camino recorrido hasta ahora, para mirar hacia dónde dirigirse.

Así que no temamos a estos terremotos internos, que nos sacuden de nuestra cotidianidad para hacernos despertar a una nueva toma de consciencia.


viernes, 20 de diciembre de 2013

Taller "Las Tres Puertas"

Taller "Las Tres Puertas"

Me llegan muchas preguntas referentes a que va a pasar, para saber el futuro, el destino e incluso para averiguar sobre lo que sientes las personas o parejas de quienes consultan. No tiene nada de malo, el tema radica en que no se puede saber. Las herramientas como el tarot, el I Ching, la carta astral y otras solo son mapas que nos muestran los elementos que disponemos para hacer frente a las situaciones de la vida. Ningún medio es el camino, el camino hay que recorrerlo, vivirlo, experimentarlo a cada paso. 
Es como si fuera de viaje a lugar desconocido por ustedes y al regreso les mostrará fotografías y ustedes creyeran que han hecho el viaje. 

En este taller vamos a descubrir hacia dónde vamos o queremos ir, cuales son las herramientas que contamos para este viaje... pero no es un viaje físico, es un viaje a nuestro interior, allí donde residen todas las respuestas. Para iniciar el viaje debemos saber quienes somos y de que manera debemos prepararnos. Si les convidan a una excursión a las Torres del Paine o a San Pedro de Atacama, tendremos que pensar que ropa, útiles, zapatos debemos llevar y dejar lo innecesario para ese clima o geografía.

Una de las tantas herramientas es el Eneagrama, que tan solo es un mapa, no es un clasificador de personalidades... ¿Qué nos puede mostrar el eneagrama? Es la brújula que nos orientará para saber que tipo de viajero hemos aprendido a ser, nos dirá cuál es la lente con la que miramos el mundo que exploramos, cómo me veo a mi mismo/a y como veo a los otros viajeros.

El taller se dividirá en tres puertas o sesiones, cada una nos conectará con los instintos reflejados en el mapa del Eneagrama: La conservación (deseo de sentirse seguro, cómo cuidamos de nosotros/as mismos/as), la relación (deseo de interactuar con otros, aceptación, relaciones) y la sintonía (responde a la pregunta ¿dónde estoy? actuar acorde a las circunstancías).

Se trabajará en la elaboración de la propia biografía según el sistema de septenios (0 a 7 años, 7 a 14 años, etc.) para comprender nuestros patrones condicionados. 

Finalmente se facilitaran herramientas para despertar del estado de consciencia dormida, tales como: meditación, respiración consciente, actividades creativas y expresivas.

Fechas:
Primera Puerta: Sábado 11 de enero 2014
Segunda Puerta: Sábado 18 de enero 2014
Tercera Puerta: Sábado 25 de enero 2014
Horario: 15:00 a 18:30 hrs.

Lugar: Las Condes (se entrega dirección exacta al momento de inscribirse)

Informaciones: 
eduardo@desarrollopersonalchile.com
celular: 82413049

Valor: $15.000 por sesión

Actividad destinada a mayores de 25 años.

domingo, 17 de noviembre de 2013

TALLER DE TAROT INSCRIPCIONES ABIERTAS

TALLER DE TAROT DE MARSELLA

PRIMERA CLASE ENTRADA LIBRE

Te invito a pasar un agradable momento 

Martes 19 de noviembre 2013, 19:00, Las Condes (Metro Escuela Militar, dirección exacta se indica previa inscripción)
Inscripciones: 82413049
Info: eduardo@desarrollopersonalchile.com


* No necesitas conocimientos previos
* Primera clase de práctica grupal y ronda de preguntas
* Puedes traer algo para compartir (galletas, fruta, etc)

Debes traer impreso el afiche a modo de entrada



jueves, 14 de noviembre de 2013

El Loco



Le Mat / El Loco

Es el arquetipo del buscador, del caminante que va haciendo camino al andar, camino que conduce a la libertad y al aprendizaje. Va acompañado por un perro que le desgarra las calzas, se puede entender que es el instinto que tiene que quedar detrás del Yo, el perro le recuerda el instinto le empuja a conocer sus recursos, aquellos que lleva en su hatillo color carne, en los cuales porta los dones y virtudes que desplegará en su viaje por el camino de la vida, en la bolsa lleva su herencia ancestral y divina.


Este arquetipo nos conecta con las ganas de descubrir y ganar experiencia, es la partida hacia nuestro autodescubrimiento en un viaje interior.